¿ES SEGURO USAR VIAGRA?

De principio, se debe dejar claro que ningún medicamento creado en laboratorio, es cien por ciento seguro, ya que, el que menos o el que más, tiene algún efecto secundario. El Viagra no es la excepción a esto y se le relaciona con algunos síntomas incómodos después de haberse ingerido. Entre los más comunes se destacan
Problemas estomacales como ardores y molestias.
Cefaleas o dolores de cabeza persistentes y que pueden durar varias horas.
Vaporones corporales. Los hombres manifiestan que al usarlo, sienten calor por unas veinte y cuatro horas.
Dolores en la espalda, molestias y punzadas.
Visión borrosa o cambios del foco repentinos.
Problemas para respirar por congestión de las vías aéreas superiores.

OTROS PROBLEMAS ASOCIADOS CON EL USO DEL VIAGRA

Si bien, los síntomas o efectos secundarios señalados antes, deben ser tomados en cuenta y no tomárselos a la ligera. Es importante decir que, hay otras reacciones al consumo del Viagra que pueden resultar mucho más peligrosas para la salud.
Sin contar con bases solidadas o estudios científicos profundos que lo prueben, se dice que existe la posibilidad de sufrir los siguientes problemas:
Subidas repentinas de la tensión sanguínea. Asunto que puede ser muy peligroso porque puede derivar en una embolia o derrame cerebral.
Problemas cardíacos. Algunos caballeros han manifestado sentir taquicardias y otras molestias en el corazón después de usarlo.
Por todo lo indicado, es muy importante evitar la automedicación de este fármaco contra la disfunción eréctil. Lo más recomendable es acudir al médico para que haga un diagnóstico físico completo y decida si se puede usar Viagra y en que dosis. Ya que, normalmente, esta píldora no es recomendable en hombres obesos, fumadores, bebedores, diabéticos y con antecedentes cardíacos.
También, es importante la visita al especialista, no solo para que determine si el problema tiene su origen en cuestiones corporales o por factores ajenos al cuerpo. Es decir, sufrir de impotencia, no necesariamente está relacionado con un origen biológico, la causa puede estar en un asunto mental o emocional. Situaciones normales de la vida como la fatiga o el estrés causados por el trabajo, la vida moderna o los problemas económicos. O situaciones más profundas como resentimiento hacia la pareja, rabia, celos, traumas de experiencias anteriores, pérdida de un ser querido y algunas otras. Una o varias de estas razones pueden ser la causa de la disfunción eréctil. En estas últimas, hay algunas que pueden ser solucionadas con terapias especiales que evitan que el hombre recurra a las píldoras farmacéuticas.

LA IMPOTENCIA Y LAS PÍLDORAS MILAGROSAS

El sexo es parte integral de la vida de las personas. Es normal y lógico que hombres y mujeres deseen vivir momentos íntimos de placer desde el momento del desarrollo y hasta muy avanzada edad. Pero, estos deseos se pueden ver frustrados por diferentes razones de diversos orígenes. Dentro de estas, las más comunes son las de índole física. En especial, la que se conoce como disfunción sexual que afecta a ambos sexo, pero el problema es más representativo en los varones, ya que su síntoma principal es la falta de erección. Es decir, que el pene no se endurece ante los estímulos sexuales por falta de irrigación de sangre hacia este. El proceso natural se basa en que los cuerpos cavernosos del miembro masculino se llenan de sangre para hacerlo crecer y endurecerlo al momento de la excitación sexual. Pero, quienes padecen de impotencia, no logran que el pene se le mantenga duro o se ponga duro. Por ello, la ciencia ha buscado atacar el problema, creando medicamentos que estimulen la circulación sanguínea y el falo reciba la sangre necesaria para poder cumplir su función propia de penetración. De allí, han salido al mercado farmacéutico, una serie de remedios, que se han conocido como “píldoras milagrosas”, entre ellas, la precursora y la que se hizo más famosa, el Viagra.

EL VIAGRA COMO PIONERO DE LA POTENCIA MASCULINA

Este famoso químico, capaz de estimular el flujo de sangre hacía el miembro, permitiendo que quien lo tome tenga una erección normal y pueda cumplir con sus necesidades sexuales, salió a la venta en1998 y registró un alto éxito en general, por el hecho de que, fue el primer producto de este tipo. Si bien, otras marcas han venido sustituyendo su puesto, ya que tienen características superiores a este, no es menos cierto que el Viagra se ha mantenido en el mercado como uno de los productos más efectivos contra la disfunción sexual.
Se estima que el mundo hay unos ciento setenta y cinco millones de hombres con problemas de impotencia y que un buen porcentaje de estos siguen usando Viagra como proveedor de rendimiento general, para un tratamiento regular de la enfermedad. Su función básica es bloquear la fosfodiesterasa, una enzima que se encarga de relajar los músculos para que requieran menos sangre y esta vaya hacia el pene, mientras otros componentes se encargan de estimular las zonas cercanas a este.

¿Estás seguro que debes tomar viagra sin tomar toda la información necesaria? Este tema es algo muy serio que siempre debes consultar con especialistas médicos y valorar si es necesario o no.